16 de abril de 2014

En casa del herrero...

...cuchillo de palo

Y es que parece que los diseñadores no pisamos la cocina. Hace poco estaba leyendo el artículo de Xavi Calvo Pesadilla en la Cocina y en cada frase tenía que decir sí con la cabeza:
Envase: Lata de tomate abierta



 "Un envase que se rompe al abrirlo, si ha de conservar su contenido a posteriori, es un envase mal diseñado"
¿Cuántos envases de tomate han ido a la basura porque había crecido moho en la abertura?

Está claro que algo falla en los envases cuando hay posts en Internet sobre "verter líquidos sin salpicar"


Desde que tengo memoria había visto hacer dos agujeros en el sello de protección de las botellas de leche --uno para que salga el líquido del interior, y otro para que entre el aire-- para evitar salpicaduras al servirla, pero parece que al pasar al brik nos hemos olvidado del aire.

La función de un envase de leche debería ser: hacer de contenedor para el líquido y conservarlo, y además, facilitar el servicio. 


Llamadlo fallo de comunicación o incapacidad de transmitir una idea pero dados los comentarios de agradecimiento por el truco de Mi casa por el tejado creo que se podría mejorar el mensaje que se da al usuario a través del envase para evitar el "mal" uso del brick.

Lo mío con los briks de leche viene de largo... y no es que sea una gran consumidora, pero me pareció interesante la reflexión que hizo Pablo Iglesias en su blog sobre las instrucciones que aparecían en el packaging de Carrefour.
Foto del blog www.piglesias.com


Así que hice un mini experimento con gente de mi alrededor, viendo como echaban leche y nadie cogió el envase de la forma óptima.

Creo que el diseño debe ir más allá de la forma y la función. El uso de los productos debería ser intuitivo, e inequívoco. Lo importante debe ser la experiencia del usuario.

¿Sabías que...

Imagen del tetrabrik en los años 80

... el envase Tetra Brik se introdujo en el mercado en 1963 y que la primera máquina de envasado se instaló en Motala, en el centro de Suecia? Su diseño rectangular se convirtió en un éxito de ventas en Suecia y en todo el mundo, debido a su uso eficaz del espacio y los materiales y al aumento de la eficiencia en la distribución y el almacenamiento. Eso allanó el camino para el éxito de Tetra Pak durante la década de 1970 y años sucesivos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario